El Ayuntamiento denegará la apertura del HUCA si no se completa la urbanización

El Principado espera poder licitar las obras del tramo restante del anillo de viales que circunda el centro sanitario antes de final de año
04.11.13 – 01:42 -GONZALO DÍAZ-RUBÍN | OVIEDO.

El pasado jueves, durante el debate en el Pleno de una proposición de Foro para urgir al Principado la construcción del enlace entre la AS-II y el nuevo Hospital Central, Jaime Reinares hizo un repaso de la situación de las obras. Enumeró las ejecutadas, desveló que la licencia municipal da una década a la Administración regional para completar el citado enlace y pasó, casi de puntillas, por el «sexto tramo, lo que sería la calle Adolfo Suárez». Se trata del último trozo sin ejecutar del anillo perimetral del futuro Hospital Universitario Central de Asturias. Se trata, también, de una condición sin la cual el Ayuntamiento no recibirá la urbanización y  no autorizará la puesta en servicio de un equipamiento que ha costado más de 300 millones de euros.

No se trata de buscar un conflicto, ni de polémicas estériles, explica una fuente municipal, es que «sencillamente no podemos recibir la urbanización sin completar». El Principado lo sabe y se lo recordó el Ayuntamiento el año pasado cuando anunció la apertura del HUCA en 2014, señala la misma fuente y confirma otra de la administración regional.

«El proyecto está redactado y confiamos en licitar las obras antes de finales de año», confirmaron fuentes de la Consejería de Sanidad. La obra, como el resto de las comprendidas en el plan especial de acceso al conjunto hospitalario, correspondería a la de Fomento en cualquier caso.

El que falta, «la que sería la calle Adolfo Suárez» es el tramo del anillo perimetral del HUCA que corre, debería correr, paralelo a La Corredoria Alta, entre las urbanizaciones de La Estrecha y el centro sanitario. Los trabajos se iniciaron casi a la vez que en el resto del anillo, pero apenas pasaron del movimiento de tierras cuando llegaron las dificultades financieras y el tajo se detuvo. En total, el presupuesto para la ejecución del vial perimetral, según el plan especial, ascendía a 3,7 millones de euros. Comprendía la construcción del tramo entre el camino de Rubín y la avenida de Atenas, su continuidad en Prado de La Vega, la doble glorieta  de entrada al centro  hospitalario, frente a las torres de Montenuño, y el citado tramo sin ejecutar.

Tráfico y viviendas

El plan comprende los accesos ya construidos desde la A-66, la ronda Exterior y la N-634 y el demandado y pendiente con la AS-II. En el pasado mandato, el equipo de gobierno exigió hasta en tres ocasiones la construcción de este último alegando los problemas de tráfico y estacionamiento que generaría la apertura del Hospital en La Corredoria y Prado de la Vega. El alcalde, Agustín Iglesias Caunedo, prefiere ser comprensivo con las estrecheces presupuestarias regionales sin dejar de mantener la reivindicación.

Es necesario y no solo por el Hospital. El revisado Plan General de Ordenación Urbana prevé la construcción de más de 13.000 viviendas: 5.550 entre La Tenderina y Cerdeño, de donde arrancan los enlaces del hospital; 4.250 entre La Corredoria y Prado de la Vega, sin contar con la Corredoria Oeste o las dos fases de La Corredoria Este (otros 5.000 pisos, en su mayoría acabados), y 4.400, entre Rubín y Pontón de Vaqueros, en el borde oeste de la parcela del centro sanitario.

Aunque, los desarrollos no se han completado al ritmo que se preveía en 2007, los estudios de tráfico elaborados por Sogepsa alertaban de las dificultades de tráfico que generaría la apertura del HUCA, ya que  2.736 vehículos cruzarían cada hora el enlace de Rubín y el inadecuado nivel de servicio de la avenida del Cantábrico, con entre 15.000 y 19.000 vehículos diarios.

El estudio se ha quedado viejo. En parte, porque la crisis ha reducido el número de desplazamientos y el consumo de carburantes hasta un 20% y ha frenado la construcción de parte de las viviendas previstas. Pero también porque al estimar que el hospital generaría 35.000 desplazamientos diarios, incluía el campus de Ciencias de la Salud, que, de momento, seguirá en El Cristo, por falta de recursos.

El remate del anillo hospitalario beneficiará de forma directa a las más de 4.200 viviendas autorizadas en la zona, aunque solo cerca de la mitad estén ejecutadas y solo una parte de ellas vendidas y ocupadas. Actuará como ruta hacia Los Prados y reforzará la conexión con la ‘Y’ y el centro de la ciudad.

Esta entrada fue publicada en Prensa. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *