Ningún inmigrante irregular ha perdido la prestación sanitaria en Asturias

Un convenio entre el Principado y Cruz Roja les garantiza la asistencia pese al Real Decreto aprobado por el Gobierno central que les excluía del sistema sanitario público

16.05.2013 | 18:12 Diario La Nueva España

EFE Ningún inmigrante en situación irregular ha perdido la prestación sanitaria o farmacéutica en Asturias tras la puesta en marcha de un convenio entre el Principado y Cruz Roja que les garantiza la asistencia pese al Real Decreto aprobado por el Gobierno central que les excluía del sistema sanitario público.

Así, según ha indicado el consejero de Sanidad, Faustino Blanco, el Servicio de Salud del Principado (Sespa), ha habilitado un sistema para que los inmigrantes sin recursos o en situación irregular empadronadas en Asturias puedan acceder a los medicamentos con una aportación asimilable a la de la población general.

Esta alternativa se lleva a cabo con cargo a los programas de inclusión y atención sociosanitaria a inmigrantes sin recursos y está sujeta a un circuito de facturación ajeno al Servicio de Salud, ha señalado Blanco en su respuesta ante el pleno de la Junta General a una pregunta del diputado de UPyD, Ignacio Prendes.

Esta medida, ha recordado, se añade a las instrucciones publicadas por el Principado en agosto sobre la autorización de asistencia sanitaria a este colectivo “por razones humanitarias y de prevención y protección de la salud como un derecho individual y colectivo”.

De esta forma, se asigna a la población inmigrante un número de identificación personal, un centro de salud, un médico de cabecera y la posibilidad de que se pueda indicar cualquier prueba diagnóstica, consulta a especialidades o ingreso hospitalario.

El Real Decreto aprobado por el Gobierno central dejaba sin asistencia sanitaria a los extranjeros en situación irregular que no tenían reconocido previamente el derecho a asistencia como personas sin recursos económicos suficientes salvo para las urgencias, los embarazos, el parto y postparto y los menores de 18 años.

Desde su entrada en vigor, el Sistema Nacional de Salud tramitó 9.888 bajas de asistencia sanitaria para los extranjeros registrados en Asturias como personas sin recursos económicos suficientes y aquellos que no constaban en el INSS, de los que, según Blanco, se desconoce cuántos han dejado de residir en la región.

Además, 1.582 personas cursaron alta nuevamente al tener autorización de residencia o estar inscritos en el Registro Central de Extranjeros (comunitarios) desde antes de la aprobación del decreto y otras 470 han accedido a la asistencia sanitaria al amparo de las instrucciones dictadas por el Gobierno autonómico.

De esta forma, ha indicado el consejero, en Asturias quedarían únicamente sin cobertura de asistencia sanitaria las personas que pierdan la condición de aseguradas (como trabajadores, pensionistas, que perciban o hayan agotado alguna prestación) o beneficiarias, siempre que se superen los 100.000 euros de ingresos anuales, una situación por la que no se ha cursado hasta ahora ninguna baja.

El diputado de UPyD ha mostrado su satisfacción por el cumplimiento del compromiso adquirido por el Gobierno regional dado que la cobertura y la asistencia sanitaria constituyen “un derecho universal” y la decisión adoptada por el Ejecutivo central supuso “un retroceso muy importante” en el sistema público de salud.

Esta entrada fue publicada en Prensa. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *